Atrévete a educar sin castigar

Ya conocéis a Nuria Ortega porque os hablé de ella aquí. Ella es la escritora del libro “Atrévete a educar sin castigar” y es la persona que hay detrás de Educar para el futuro.

Hos noy hace una pequeña introducción de su libro y ¡nos regala un ejemplar en formato e-book para sortearlo! ¡¡Suerte a todos!!

Cierra los ojos e imagina que tus hijos tienen 25….30 años…. ¿qué te gustaría ver en ellos?
Me refiero a sus características, a sus cualidades personales, ¿qué deseas para ellos?

La respuesta es sencilla: Deseas lo mejor para ellos. Relaciones sanas y satisfactorias, que esté rodeado en ambientes buenos, que posea un buen estado físico y emocional, buenos hábitos…. Seguro que imaginas esas cualidades que pueden ayudarles a disfrutar de todas estas cosas buenas que deseas para ellos…. ¿Cuáles son?
Te aseguro que en todos los talleres y en todas las sesiones con padres que he tenido el honor de impartir o presenciar, las respuestas son siempre las mismas:

Que sean amables, que no se dejen manipular, que tengan criterio propio, que tengan sentido de la responsabilidad, que sean divertidos y alegres, amorosos, cariños, que se lleven bien con sus padres (nosotros), que no tengan miedo a equivocarse y sepan reponerse de sus errores, que se conozcan a sí mismos, que sepan expresar y gestionar sus emociones, que sean asertivos…..y siempre, siempre, siempre, los papás y las mamás piden que sean felices.

¿A qué tu también deseas todo esto? ¿Y que estás haciendo ahora para contribuir en que estos deseos se cumplan?

atrevete a educar sin castigar

Por supuesto el carácter y la personalidad de nuestros hijos no depende de nosotros, por supuesto que las vivencias y experiencias a las que se enfrenten en la vida van a marcar su futuro, pero nosotros podemos influir en la generación de las habilidades que el día de mañana podrán utilizar para enfrentarse a los desafíos que la vida les presente.

Sí, tenemos poder, un gran poder: el del ejemplo y el del amor. Las experiencias que los niños vivan hoy con nosotros, en su primera infancia, se quedarán registradas como un cliché útil para una situación futura. Maneras de actuar, maneras de sobre ponerse ante los imprevistos, formas de expresarse, el respeto que muestren…todo esto y mucho más los niños pueden absorberlo de ti, de cómo tú reacciones frente a las situaciones. Y estas situaciones son ni más ni menos que lo que tu haces frente a los comportamientos que no te gustan de tu hijo o hija ¿Cómo reaccionas?

Si un niño ve, día tras día, mes tras mes, año tras año, que cuando comete un error se le castiga (porque los niños, igual que los adultos, se equivocan y no hacen lo que hacen sólo para fastidiar si no porque no han sabido hacerlo de otro modo: se han equivocado)….¿qué crees que hará cuando sea adulto y se equivoque? Pues posiblemente darle vueltas y más vuelta autocastigándose con pensamientos del tipo: “Cómo he podido ser tan estúpido”.

atrevete a educar sin castigar
Del mismo modo, si un niño observa que no está permitido negarse a los deseos de los demás (a los tuyos, a los de familiares, etc) porque recibe presión y obligación cada vez que no quiere comer, no quiere ponerse una chaqueta, no quiere dar un beso …. ¿crees que le va a resultar fácil decir que no cuando sea mayor? Conozco a muchos adultos que les cuesta mucho decir que no y eso les acarrea muchos conflictos….por suerte se puede aprender y los niños, cuando sean adultos podrán ir a grupos de crecimiento personal e inteligencia emocional para lograr adquirir las habilidades sociales que no aprendieron cuando eran pequeños porque no tuvieron el ejemplo suficiente.
Pues bien, tu puedes hacer mucho por enseñarle las habilidades sociales que necesita. Y si luego no las utiliza al menos estarás completamente tranquila de que has hecho todo lo que estaba en tu mano para ofrecer a tu hijo una mochila llena de herramientas y oportunidades para vivir su vida con plenitud. No vamos a poder controlar y proteger a los hijos durante toda su vida ¿no crees que es mejor que pensemos en lo qué van a necesitar en el futuro y que empecemos a enseñárselo ahora?

Quizás te preguntes cómo, pues bien es muy muy sencillo y antes ya lo he dejado entrever:
Con el ejemplo en dos vertientes:
♥ El modo de relacionarte con otras personas (que los niños van a observar inevitablemente)
♥ El modo de relacionarte con ellos (super importante porque en la relación que tengas con ellos surgen muchas oportunidades para mostrar a tu hijo como se respeta a los demás).
♥ El modo en que te respetes a ti misma y hagas respetar tus necesidades (muchas veces es necesario decir NO a nuestros niños de un modo amable y sosegado, pero un NO. ¿Si no respetamos nuestras necesidades y decimos Sí o no expresamos dónde están nuestros límites cómo van a aprender los niños a respetarnos? Necesitan que les digamos hasta dónde pueden llegar).

por que no castigar a los niños

Y si, lo sé, en situaciones de kaos y de estrés es muy difícil tener autocontrol con los niños o actuar del modo que tanto nos gustaría, pero está en nuestras manos utilizar todos los recursos que cómo adultos podemos obtener para aprender a ganar en autocontrol y habilidades sociales. Quizás no lo aprendimos de pequeños, pero ahora tenemos muchas opciones para hacerlo. Esa es nuestra responsabilidad.

Así que te animo a que quites el foco de lo que hace tu hijo y te centres en ti, te conozcas, aprendas a identificar tus emociones y a gestionarlas, a expresar tus necesidades y pedir ayuda, a establecer tus limites y pedir el respeto que mereces, a ganar en autocontrol para poder tratar a tu hijo con absoluto respeto incluso en las situaciones más desastrosas.

No se trata de moldear a tu hijo, se trata de que tú seas el modelo a quien copiar.

¡Un abrazo muy fuerte a los seguidores de amar y lactar!

Si te ha gustado, ayúdame a compartir… ¡Gracias!

Un comentario

  1. Muchas gracias por compartir el post y dejarlo tan bonito con las fotos que has elegido. Siempre es un placer colaborar contigo.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*