¿En qué plano queda el padre con la lactancia?

Cuando hablamos de un bebé que acaba de nacer y que además se alimenta con lactancia materna, ¿En qué plano queda el padre con la lactancia? Parece que el papá vaya a quedar en segundo plano y que no podrá participar en la crianza del bebé, pero esto no es así y ahora lo vamos a ver.

Tanto el embarazo, como en el parto y también durante la lactancia los papás se convierten en superhéroes sin capa. Las mamás gastamos toda nuestra energía física y mental en gestar, parir y posteriormente, también en lactar, mientras que los papás son los pilares fundamentales para nuestra nueva familia: primero porque tienen un nuevo papel de padre donde se ocupan de todo lo necesita un bebé en sus primeros meses de vida (exceptuando dar el pecho), y por supuesto, son un apoyo principal para nosotras, las mamás.

Durante el embarazo, el trabajo es de los dos miembros de la pareja: la gran labor de informarse… saber es poder, y cuanto más sepamos e investiguemos, más fácil será escuchar nuestro propio cuerpo y nuestro instinto.crecer, También ilusionarse, disfrutar, imaginar, soñar, planear…

En el momento del parto tenemos un gran cúmulo de sentimientos y sensaciones, y es aquí, en el en el parto y en el postparto inmediato donde el superhéroe sin capa tendrá que actuar por primera vez.

en que plano queda el padre con la lactancia

La mamá que acaba de dar a luz necesita tranquilidad e intimidad para su nueva familia, y aunque es necesario decidir con anterioridad los temas relacionados con las visitas y con los primeros momentos del bebé, suelen surgir imprevistos de última hora que debe solucionar el papá, ya que la mamá estará cansada y ocupada con su nuevo bebé.

La lactancia materna debe iniciarse en el mismo momento que el bebé sale del útero, y las tomas suelen ser muy frecuentes durante las primeras semanas de vida del bebé, porque dar el pecho cada 3 horas es un mito, debe darse a demanda siempre.

Entendemos que una mamá que acaba de dar a luz estará agotada porque parir supone un esfuerzo superior al de correr una maratón. Así que a priori, las labores de la mamá recién parida son amamantar a su bebé y descansar, el papa deberá ser el principal responsable tanto de el resto de los cuidados del bebé, como de las labores de la casa, o las gestiones que se deban realizar.

Muchas personas piensan que es mejor optar por la lactancia artificial para que el papá pueda “participar en la crianza del bebé”, o también, algunos papás piensan que como no pueden darle el pecho a su hijo no pueden colaborar en la crianza… pero un bebé a parte de leche, necesita muchas otras cosas: contacto, cariño, amor, juegos, higiene, descanso… y esto lo necesita de ambos progenitores.

papel del padre en la lactancia materna

Hay casos especiales, donde el padre tiene un papel aún más importante y es en casos imprevistos como por ejemplo un cesárea, un ingreso en neonatos, etc. En estos casos el papá tiene una medalla extra en su traje de superhéroe, por acompañar y apoyar a la madre en momentos tan críticos, por mantener el contacto piel con piel con el bebé ya que es importantísimo, por ayudar a la mamá a instaurar la lactancia materna, con las extracciones de leche, con los viajes a neonatos…

 

Como conclusión, una frase que tiene un gran poder y que es la guía de cualquier maternidad o paternidad:

“Papás felices, Bebé feliz”

Si te ha gustado, ayúdame a compartir… ¡Gracias!

Laura

2 comentarios

  1. Eilyn Villegas

    En nuestro caso tomamos la decisión de que una vez estuviera instaurada la lactancia materna, yo me extrañaría para poder dormir y reponer en la mañana, mientras él participaba de la alimentación del bebé. También logramos organizar nuestras jornadas de trabajo de manera que los dos somos participes en la crianza de nuestro bebé. Han sido dos puntos fundamentales para nosotros y para mí, de gran apoyo y ayuda. Me he sentido acompañada y respaldada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*