¿Es posible dar el pecho sin haber estado embarazada?

En la inducción de la lactancia se estimula la producción de leche en una mujer que no ha dado a luz con el fin de amamantar a un bebé y también cuando la mamá quiere volver a dar el pecho a su hijo tras 6 meses o más sin hacerlo.

¿Es posible dar el pecho sin haber estado embarazada?

No solamente SÍ es posible, sino que es muy útil en caso de un bebé adoptivo, gestación subrogada, familias de dos mamás, en situación de emergencia o motivos personales.

La inducción es posible para casi cualquier mujer pero es muy importante la motivación de la madre y es imprescindible contar con el apoyo de su círculo más cercano y del personal sanitario.

Es un proceso que cuya duración varía mucho en cada caso, pero es necesario saber que puede tardar varias semanas conseguirlo según la situación.

Es posible dar el pecho sin haber estado embarazada

¿Cuándo empezar con la inducción de lactancia materna?

En la mayoría de casos es imposible prever cuando va a llegar en bebé, por eso se recomienza empezar sobre los 4 o 6 meses antes de la fecha prevista. Se puede planear con bastante tiempo y se deben valorar las distintas opciones:

Puede realizarse una inducción por extracción o inducción farmacológica. La inducción por extracción se consigue únicamente con extracciones constantes y la inducción farmacológica debe ser bajo supervisión médica y combina las extracciones y los fármacos.

¿Cada cuánto tiempo usar el sacaleches?

Las extracciones deben realizarse cada 3 horas (de día y de noche). Puede empezarse con extracciones de forma manual y durante 2-3 minutos por pecho. Según vayan saliendo algunas gotitas de leche, se puede ir aumentando los minutos y utilizando el extractor durante un tiempo final máximo de 10 minutos por pecho.

Es aconsejable realizar antes masajes en el pecho para favorecer de la extracción.

¿Qué pasará cuando la mamá ya tenga leche?

El cuerpo de la madre puede realizar cambios debido al baile hormonal, variaciones en el ciclo menstrual, aumento de peso, cambio de humor, etc…

La leche tiene la misma composición y los mismos beneficios que la leche de una madre que si ha estado embarazada. El bebé se beneficiará de la misma inmunidad y crecerá igual que los demás bebes. La única diferencia será que la mamá no producirá calostro ya que no ha existido embarazo ni placenta.

induccion lactancia materna

Si te ha gustado, ayúdame a compartir… ¡Gracias!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*