Lactancia diferida, suplemento de leche materna

Algunos bebés no pueden mamar directamente del pecho por motivos hospitalarios o quizás es necesario dar un suplemento por escaso aumento de peso. En estos casos habría que practicar la lactancia diferida, dar suplemento de leche materna que previamente habremos extraído.

Existen muchos métodos de suplementación: sonda, relactador, biberón, biberón-cuchara, cuchara, jeringa, dedo-jeringa, vaso normal, vaso de entrenamiento… Es mejor evitar el biberón ya que puede alterar la succión del bebé y rechazar posteriormente el pecho.

Consejos para realizar lactancia materna diferida

Lo ideal es empezar con extracciones lo antes posible, al subir a la habitación tras el parto (en caso de ingreso hospitalario). Es importante no dejar pasar más de 2 h de día y 3 h de noche para intentar conseguir la máxima cantidad de leche posible. No se debe utilizar el extractor más de 10 minutos en cada pecho, ya que podrían lastimarse los pezones y no por utilizarlo durante más tiempo, se va a conseguir más cantidad de leche. Si se trata de un extractor individual se puede alternar 5 minutos de cada pecho (5-5-5-5).

Al principio saldrá muy poquita leche, es normal. Hay que ser constante y cada vez saldrá un poquito más de leche.

Si el extractor es eléctrico y doble, hay más posibilidades de aumentar la producción y se le podrá suministrar al bebé toda la leche que necesita. En los hospitales suelen prestar este tipo de sacaleches.

Lactancia diferida suplemento de leche materna

Extracción poderosa:

Consiste en hacer extracciones cortas y muy frecuentes para conseguir un aumento de producción de leche en un tiempo corto. Se debe extraer 10 minutos (5 cada pecho) cada 45-60 minutos, durante un máximo de 48 h. No se deben dejar pasar más de 4 h sin extraer por la noche. Es importante realizar este método únicamente cuando sea necesario, puesto que si la madre ya tiene una producción de leche normal y adecuada a las necesidades de su bebé y realiza estas extracciones, puede tener sobreproducción y los correspondientes problemas como obstrucción mamaria o mastitis.

Es muy importante conocer esta información desde el embarazo, ya que saber todo lo necesario sobre la extracción y conservación de leche materna nos puede ayudar en muchos casos.

Antes de realizar la extracción de leche es muy importante lavarse bien las manos y todos los artículos que vamos a utilizar. No es necesario esterilizarlos, únicamente lavarlos muy bien con agua y jabón.

¿Dónde guardo la leche que me saco?

No es necesario invertir gran cantidad de dinero en productos especiales para guardar la leche materna extraída, ya que es tan valido un biberón, como una bolsa de congelación de leche, o de congelar alimentos. Se deben utilizar preferiblemente recipientes de fácil limpieza y si son de plástico deben ser aptos para uso alimentario (aparece un símbolo con una copa y un tenedor).

¿Cómo puedo conseguir sacar más leche?

Siempre conseguiremos más leche si lo extraemos de un pecho mientras el bebé mama del otro, ya que aprovecharemos el reflejo de eyección para conseguir más cantidad. También resultara más fácil teniendo al bebé cerca, verlo, escucharlo o si no es posible, mirar una foto o algún video.

Debemos estar en un ambiente tranquilo, y si pretendemos extraernos durante un largo periodo de tiempo o conseguir bastante cantidad de leche, deberemos también seguir unos horarios y ser estrictos con ellos.

lactancia diferida

Tipos de extracción de leche

No existe un tipo de extracción mejor que la otra, dependerá siempre de las necesidades de la madre, y si va a usarlo esporádicamente o de forma habitual.

Extracción manual

  • Es ideal para los primeros días ya que el bebé necesita muy poquita cantidad y es muy económico.
  • Existen muchas técnicas de extracción manual y cada madre debe encontrar la que más cómoda y fácil le resulte. A algunas mujeres les cuesta conseguir suficiente leche con esta técnica, mientras que otras obtienen más cantidad que con sacaleches.
  • Es aconsejable masajear el pecho durante unos minutos antes de realizar la extracción para que la leche fluya con más facilidad.

Extracción con sacaleches

Existen muchos tipos de Sacaleches o extractores como pudimos ver en este post:

De uso hospitalario

Los de uso hospitalario son los más efectivos y son perfectos en caso de bebés prematuros o cuando el bebé no puede mamar directamente del pecho por algún motivo.

De uso personal

– Extractor doble

Es rápido y efectivo y es muy útil en caso de parto múltiple y también en caso de relactación e inducción, ya que habrá más producción al estimular los dos pechos a la vez.

– Extractor individual

El extractor individual es ideal para la vuelta al trabajo, ya que se puede transportar fácilmente y utilizar en cualquier sitio. Puede ser manual (uso esporadico) o eléctrico (más rápido y cómodo).

Almacenar y guardar leche materna en casa

Es muy importante etiquetar siempre cada recipiente con la fecha de la extracción. Es preferible congelar pequeñas cantidades puesto que no sabemos la cantidad que va a tomar el bebé y la leche sobrante será para tirar.

Debemos guardarla siempre en la parte más fría de la nevera para que conserve mejor el frío, nunca en la puerta.

La leche materna no es homogénea y suele separarse con el frío de la nevera. La capa superior es la más grasa y blanquecina y la inferior más liquida y azulada, aunque puede cambiar de color según la alimentación de la madre. Hay que mezclarla bien haciendo movimientos circulares.

Se pueden mezclar leches de diferentes extracciones dentro del mismo día siempre que estén a la misma temperatura, y también se pueden mezclar dos leches congeladas para una misma toma.

cuanto tiempo puedo congelar la leche materna

Descongelar leche materna

La mejor forma de congelar y descongelar la leche, y como pierde menos propiedades nutricionales, es congelarla rápidamente tras la extracción y descongelarla al falso baño maría (consiste en calentar una olla con agua y al apartarla del fuego, introducir el recipiente con la leche).

Es posible utilizar también el microondas pero la leche pierde propiedades y no es calentada de forma homogénea, es necesario mezclarla muy bien.

¿Por qué mi bebé no quiere mi leche extraída? ¿Qué es la lipasa?

La leche extraída puede cambiar su sabor debido a la lipasa. La lipasa es una enzima que se encuentra en la leche materna que facilita la digestión del bebé, pero en ocasiones se presenta en exceso. Esta enzima se puede activar al extraer la leche. Tiene un sabor y olor rancio, a veces jabonoso. La mayoría de los bebés no les importa este sabor, pero algunos la rechazan.

Es importante saber que esta leche no es dañina. Una vez detectada la lipasa en la leche materna, para las próximas extracciones se puede escaldar la leche materna recién extraída a unos 60º, enfriar con agua y congelar rápidamente.

 

Si te ha gustado, ayúdame a compartir… ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*