Lactancia y embarazo… ¿Son incompatibles?

Algunas madres que dan el pecho a sus hijos, tienen dudas sobre qué hacer cuando se quedan de nuevo embarazadas. ¿Hay que destetar? ¿Es peligroso para el futuro bebé? La lactancia y embarazo… ¿Son incompatibles?

Lactancia durante el embarazo

No es necesario destetar, dar el pecho durante en el embarazo no es perjudicial, ni para el bebé, ni para el hijo mayor, ni para la madre. No provoca abortos, ni aumenta el riesgo de tener un parto prematuro, aunque hay que extremar las precauciones si la madre ya tiene antecedentes de abortos previos.

Algunos de los niños que maman durante el embarazo se destetan solos, sobre todo si aún son pequeños. Uno de los motivos de destete es que la producción de leche disminuye entre el tercer y cuarto mes de embarazo, y otra razón podría ser la aparición del calostro puesto que algunos niños lo rechazan.

Muchas madres tienen miedo a las reacciones de los médicos sobre la lactancia durante el embarazo, y por ello lo ocultan al ginecólogo o comadrona. Todavía a día de hoy algunos sanitarios recomiendan por norma el destete sin que exista ningún riesgo para el bebé o para la madre, pero muchas mujeres siguen dando el pecho para respetar las necesidades y los tiempos de su hijo.

La madre que amamanta durante el embarazo puede notar contracciones leves durante la toma, pero suelen desaparecer cuando el bebé suelta el pecho. Si las contracciones ceden no hay motivo de preocupación puesto que en un parto normal no existe riesgo de aborto, ni de parto prematuro.

lactancia y embarazo... ¿son incompatibles?

Lactancia en tándem

La lactancia en tándem es amamantar a dos o más bebés de distinta edad.

Tras el parto, todo ocurrirá como en la primera lactancia: habrá calostro, además bastante cantidad y subirá la leche, aunque habrá menos ingurgitación porque el mayor ayudará a vaciar los pechos.

Es frecuente pensar que el hijo mayor le quitará la leche al recién nacido y éste aumentará menos de peso, pero esto no es así ya que el mayor estimulará el pecho y ayuda a aumentar la producción de leche. Además como decíamos en este post sobre lactancia múltiple, la naturaleza nos dio dos pechos para poder amamantar a dos hijos, así que tendremos suficiente leche para ello.

Tras la llegada del recién nacido, seguramente el hermano mayor mamará mucho más frecuentemente que antes, igual o incluso más que el bebé. También es probable que se despierte más por la noche si antes dormía del tirón o que necesite ayuda para comer si antes lo hacía solo…

No hay que limpiar el pecho después de las tomas para evitar el contagio de enfermedades entre hermanos, seguramente mamar del mismo pecho haga que el recién nacido se resfríe menos que el mayor a su edad.

La madre lleva muchos meses amamantando al mayor sin revisar la postura y el agarre, pero sí que debe hacerlo con el recién nacido para tener una lactancia de éxito.

Es importante conocer toda esta información, saber que la lactancia durante el embarazo o lactancia en tándem no afecta negativamente a la salud de ningún miembro de este trío, sino todo lo contrario. Ya conocemos los múltiples beneficios que tiene la lactancia materna, pero en este caso especial de lactancia en tándem podemos añadir el vínculo afectivo entre hermanos.

lactancia en tandem

Aquí podéis ver un estudio que realicé hace varias semanas sobre este tema y que muchas madres seguidoras de este blog me ayudaron a realizarlo.

 

Si te ha gustado, ayúdame a compartir… ¡Gracias!

3 comentarios

  1. Pingback: ¿Qué opinas sobre la lactancia en tándem? | Amar y Lactar

  2. Pingback: Estudio de lactancia en tándem | Amar y Lactar

  3. Pingback: ¿Sentir placer o rechazo al amamantar? | Amar y Lactar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*