Mujeres y niños recurren a la homeopatía

Muchas mujeres y niños recurren a la homeopatía, así lo refleja en el I Estudio de conocimiento y uso de la Homeopatía (2010-2011), donde se demuestra que las mujeres utilizan la homeopatía más que los hombres en todos los tramos de edad, y en particular entre los 30 y 50 años.

Muchas mujeres y niños recurren a la homeopatía

 

¿Para qué podemos utilizar las mujeres la homeopatía?

La homeopatía tiene distintas aplicaciones en los trastornos comunes de las mujeres. Por ejemplo, es eficaz para calmar los dolores menstruales, ya que ayuda a mitigar el dolor y a reducir la fatiga que puede presentarse durante la menstruación.
También es frecuente utilizar la homeopatía para evitar la aparición de infecciones urinarias o cistitis y también para espaciar su repetición.
Otro de los problemas de salud más común entre las mujeres es la mala circulación sanguínea, lo que propicia la aparición de varices o de hemorroides. Los medicamentos homeopáticos suponen también una opción eficaz para paliar estas complicaciones.

Por otro lado, las mujeres son las que acuden con más frecuencia a las consultas de los especialistas médicos para tratar la ansiedad. En estas situaciones, los medicamentos homeopáticos resultan útiles para reducir estados de nerviosismo, ansiedad y trastornos del sueño, sin afectar a la capacidad de concentración, ni a la conducción y sin producir trastornos intestinales.

¿Y si ya somos mamás?

La homeopatía puede emplearse también en las distintas etapas relacionadas con la maternidad: embarazo, parto, postparto, lactancia y crianza. Según el estudio citado, el 25 % de las mujeres recurren a la homeopatía porque pueden utilizarse durante el embarazo y la lactancia. Además, en el momento del parto, la homeopatía puede ayudar a disminuir estados de nerviosismo y estrés previos al momento de al dilatación y de dar a luz.
En el postparto, la homeopatía se usa para la recuperación de la mamá y es de utilidad también en el caso de que se produzca depresión postparto.
Otra de las etapas característica de la mujer es la menopausia. Los sofocos constituyen uno de los síntomas que más se manifiestan en este periodo, y la homeopatía es una alternativa más que puede contribuir a mejorar el bienestar de la mujer.

homeopatia bebes y mamas

Las mujeres que somos mamás,  también utilizamos la homeopatía para nuestros bebés: para calmar el dolor de la salida de los primeros dientes, para mejorar la flora intestinal, subir el sistema inmune, para los golpes y cardenales, etc.

Los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacia y no se han descrito efectos adversos asociados a su toma. Si tienes cualquier duda respecto a los mismos lo más recomendable es que resuelvas tus dudas acudiendo a un profesional de la salud.

Si te ha gustado, ayúdame a compartir ¡Gracias!

Comentarios cerrados.